jueves, 13 de septiembre de 2012


¿POR QUÉ VENEZUELA SE RETIRA DE LA COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS?


El 28 de julio de 2012, el presidente Hugo Chávez hizo partícipe de su decisión de retirarse de la Comisión Interamericana de los derechos humanos, tras el fallo que condena a Venezuela por malos tratos a un detenido sancionado por terrorismo y que se fugó a Estados Unidos. Caracas denuncia un veredicto político.
El 24 de julio de 2012, la Corte Interamericana de Derechos Humanos hizo pública su decisión de condenar al Estado venezolano por ser “ internacionalmente responsable de la violación del derecho a la integridad personal y por los tratos inhumanos y degradantes en perjuicio del señor Raúl José Díaz Peña”. La instancia juzgó que “su detención habría sido ilegal y arbitraria y habría estado sometido a un régimen de detención preventiva que habría sobrepasado los límites establecidos en la ley penal, invocando una presunción de peligro de fuga”. La CIDH también condenó al Estado venezolana a indemnizar a Díaz Peña con 15.000 dólares.

¿Quién es Raúl José Díaz Peña?


Raúl José Díaz Peña es un prófugo venezolano de la justicia severamente sancionado por los tribunales por terrorismo y refugiado en Estados Unidos. En 2003, Venezuela vivía una situación de polarización política extrema tras el golpe de Estado abortado contra el presidente democráticamente elegido Hugo Chávez y el sabotaje petrolero que costó a la economía venezolana la suma de 10.000 millones de dólares. Ambos fueron organizados por la oposición con el apoyo explícito de Estados Unidos que había reconocido a la junta golpista de Pedro Carmona Estanga, entonces presidente de Fedecámaras –organización que agrupa los intereses económicos del país– y actualmente refugiado en Colombia.

El 25 de febrero de 2003, una facción radical de la oposición compuesta por Felipe Rodríguez, José Colina Pulido, Germán Varela López, Silvio Mérida y Raúl José Díaz Peña, decidida a derrocar a Hugo Chávez, colocó varias bombas en el Consulado General de la República de Colombia y en la Embajada de España. El objetivo era acusar de los atentados terroristas a los partidarios del presidente venezolano, los cuales habrían actuado en represalia por la decisión de Bogotá y de Madrid de reconocer a la efímera junta golpista de abril de 2002.

No obstante el plan fracasó, pues las autoridades del país arrestaron a Díaz Peña y a sus cómplices ese mismo día. Tras su juicio, el 29 de abril de 2008, la justicia venezolana lo condenó en primera instancia a 9 años y 4 meses de cárcel por terrorismo. En mayo de 2012, un juez decidió conceder un régimen de semi-libertad a Díaz Peña y le permitió pasar los fines de semana con su familia y ejercer una actividad profesional. En septiembre de 2010, Díaz Peña huyó y se refugió en Estados Unidos.

¿La CIDH, una jurisdicción independiente?
Órgano jurídico de la Organización de Estados Americanos, entidad bajo fuerte influencia de Estados Unidos hasta el punto de que los países de América Latina y el Caribe decidieron crear la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) en diciembre de 2011 con el fin de emanciparse de la sombra tutelar de Washington y de su fiel aliado canadiense, la CIDH es sospechosa de parcialidad hacia los gobiernos de izquierda en América Latina.

Así, contra todo pronóstico, a partir de 2005 la CIDH aceptó estudiar el caso de Díaz Peña a petición de la Venezuela Awareness Foundation, una organización de la oposición a Hugo Chávez. Ahora bien, para poder analizar un asunto, los estatutos de la entidad interamericana estipulan que se deben agotar primero todos los recursos jurídicos del país de origen, lo que no es el caso para Díaz Peña. Es la primera vez en la historia de la justicia interamericana que la CIDH acepta estudiar el caso de un individuo condenado por terrorismo en su propio país, prófugo de justicia y cuyo juicio sigue abierto, en violación de su propia Convención. Hasta hoy, la CIDH no ha dado explicaciones al respecto.

Nicolás Maduro, canciller venezolano, expresó su consternación y anunció que su país se retiraría de la organización. Es lamentable haber tenido que dar este paso, pero Venezuela se ha visto obligada, dadas las decisiones aberrantes y abusivas que se han tomado contra nuestro país durante 10 años. Ningún país de Europa ni Estados Unidos aceptarían que la CIDH protegiera a un terrorista, declaró. La diplomacia venezolana acusa a la entidad de complicidad con la política de Washington de protección a los terroristas y exigió que apliquen los principios de universalidad, imparcialidad, objetividad y no selectividad en el examen de las cuestiones de derechos humanos.


En efecto, desde la llegada de Hugo Chávez al poder en 1999, la CIDH multiplicó las decisiones e informes desfavorables a Venezuela, en proporciones ampliamente superiores al resto de América Latina. Así, desde su creación en 1959 y hasta la llegada de Hugo Chávez al poder en 1999, la CIDH sólo emitió cinco decisiones condenando las violaciones de los derechos humanos en Venezuela. En cambio, entre 2000 y 2012, la CIDH condenó a Caracas 36 veces. Así, en el espacio de 12 años, la CIDH condenó a Venezuela 7 veces más que durante los 40 años anteriores, marcados por exacciones de todo tipo y particularmente el Caracazo del 27 y 28 de febrero de 1989, sublevación popular contra la vida cara, que el ejército y la policía reprimieron en sangre, dejando un saldo de 3.000 civiles asesinados.

Por otra parte, durante el golpe de Estado de 2002, la CIDH, como Estados Unidos, reconoció abiertamente a la dictadura de Pedro Carmona en una carta que Santiago Antón, entonces secretario de la CIDH, dirigió a ése. Maduro no dejó de recordar este episodio que arroja una sombra sobre la credibilidad y la fama de la entidad interamericana: La Comisión reconoció a los golpistas y negó el apoyo al presidente Hugo Chávez.

El presidente Chávez confirmó que su país se retiraría de la CIDH.
 Venezuela se retira de la Corte Interamericana de Derechos Humanos por dignidad y la acusamos ante el mundo de ser indigna de llevar ese nombre de derechos humanos apoyando al terrorismo, subrayó. La CIDH ni siquiera nos llamó para consultarnos. Aquí hubo un juicio, una condena, hay testigos de que ese terrorista le puso bombas a la embajada de España y de Colombia, eso se comprobó, agregó.

La reacción de Estados Unidos


Por su parte, Washington fustigó la decisión de Caracas. Victoria Nuland, portavoz del Departamento de Estado declaró que Venezuela estaría enviando un mensaje profundamente lamentable acerca de sus compromisos con los derechos humanos y la democracia al resto del continente, si se retirara de la jurisdicción de la CIDH. Nuland alabó la entidad interamericana y expresó su respeto por ella.

No obstante, la posición de Estados Unidos no está exenta de contradicciones. En efecto, contrariamente a todos los países de América Latina, Estados Unidos, así como Canadá, siempre se ha negado a someterse a la jurisdicción de la CIDH y no reconoce su autoridad pues estima que viola su soberanía nacional.

Autor: Salim Lamrani | Opera Mundi /
http://operamundi.uol.com.br/conteudo/opiniao/23694/as+razoes+da+venezuela+em+deixar+a+cidh+.shtml

2 comentarios:

  1. EEUU denuncia violaciones a derechos humanos solo cuando desobedece
    La meta del gobierno de Estados Unidos (EEUU) es la dominación global. Noam Chomsky brillantemente explica eso en su libro, HEGEMONY OR SURVIVAL.
    Estados Unidos tiene que controlar a los países para lograr eso. EEUU tiene que robarle sus recursos. El líder que esté dispuesto hacer lo que Estados Unidos quiera, no solo recibirá su apoyo, pero también no lo acusará de los crimines que el líder le haga a sus ciudadanos. ¡Mientras sus corporaciones estén haciendo un montón de dinero en ese país, la democracia estadounidense no pudiera estar trabajando mejor!
    Pero tan pronto un líder desobedezca, Washington rápidamente lo denunciará de cometer horrible violaciones de derechos humanos y de ser un dictador. Estados Unidos buscará substituirlo a la mayor brevedad.
    Por eso fue que el Presidente Eisenhower no se reunió con Fidel Castro después del triunfo de su revolución. El Pueblo sacó al dictador respaldado por Washington, Fulgencio Batista. Estados Unidos nunca dijo nada de las atrocidades que Batista le hizo a su pueblo. ¡Pero tan pronto Fidel Castro se convirtió en el líder que los cubanos quieren, de repente, Washington se interesó por los derechos humanos, la democracia, la libertades y de la justicia para todos los cubanos!
    A los 2 meses de la revolución, Washington estaba planeando como sacar a Castro y poner a uno que le siga sus directrices. Chomsky habla en detalles cómo EEUU trató de lograr eso. Y después de más de 50 años, el gobierno de Estados Unidos todavía está tratando de controlar a Cuba otra vez.
    Recientemente, se votó nuevamente en la Organización de Naciones Unidas (ONU) para cesar el bloqueo en contra de Cuba. Esta vez, solo Estados Unidos e Israel votaron para que se le siga castigando a Cuba por no dejarse controlar por Washington. ¡Qué más evidencia se necesita para estar convencido que el gobierno de Estados Unidos todavía está determinado a poner un presidente cubano que se deje controlar por Washington!
    Por eso es que la descolonización de Puerto Rico nunca se logrará bajo el control de Estados Unidos. Puerto Rico es una colonia, porque Washington lo quiere así. ¿Cómo es posible que alguien piense que EEUU va a cambiar algo que EEUU mismo unilateralmente instaló?
    Para descolonizar a Puerto Rico, tenemos que protestar pacíficamente y permanentemente por mucho tiempo (recuérdese del bloqueo a Cuba) para que EEUU respecte nuestro derecho inalienable a la autodeterminación e independencia bajo la ley internacional. Tendríamos que protestar incansablemente para insistir que Washington cumpla con las 34 resoluciones de la ONU pidiéndole la descolonización inmediata de Puerto Rico.
    Y cuando logremos eso, y seamos un país descolonizado por primera vez en nuestra historia, Washington estaría inmediatamente tratando de instalar a un presidente puertorriqueño que se deje manipular desde allá. Si dudas eso, ¿Por qué cree que EEUU todavía tiene una base naval en Cuba?
    www.TodosUnidosDescolonizarPR.blogspot.com

    ResponderEliminar